Mensaje de María Magdalena

Cuando te sientas triste por amor debes imaginar una rosa en el centro de tu corazón.

La rosa más hermosa que puedas. Imagina sus pétalos de luz abiertos y como llenan de inmenso amor todo tu pecho.
Inmersete en esa vibracion amorosa sabiendo que te eleva, te llene de Luz.
Abrete como tu femenino sagrado a sentir. Abre tus petalos y entrégate al amor. Confía. En el amor no hay dolor. Abre esa rosa sin miedos.

Madre María en tu corazón y yo, que también siento tu dolor ( y lo he sentido encarnada en la tierra) te abrazaremos a medida que lentamente cierres un poquito los pétalos de esa rosa. Siente nuestro abrazo. Estamos aquí acompañándote y comprendiendo tu sentir.

Permanece con tu rosa lista para abrirse cada vez que lo necesites y para abrazarte cuando sea necesario.

La rosa en el corazón te permitirá entender el tiempo, el aprendizaje y lo necesario para comprender.

Todo es perfecto como es. No fuerces. No intentes cambiar nada. El amor está allí y está en ti. Mas cerca de lo que crees. 

María Magdalena

Vane Iglesias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *