Flujo Cervical

Para evaluar el flujo cervical deberás introducir un dedo en la vagina y tomar una muestra.

Entonces comenzarás a evaluar su color, elasticidad, cantidad. Podés colocarlo entre tus dedos e intentar estirarlo como la imagen, o colocar tus dedos en un poco de agua. El flujo fértil no se disuelve en el agua, en cambio el flujo vaginal normal sí. De esta manera podés determinar cuando estás ovulando.

El flujo vaginal se ve afectado por lo que comemos, aumentando en caso de comer muchas harinas. También puede aumentar cuando estamos haciendo limpiezas ya que al limpiar se elimina en mayor cantidad.

El flujo fértil es un flujo bien viscoso, elástico y en mayor volumen, como clara de huevo. En cambio el flujo no fértil se corta y es más pastoso.

Siempre, lo ideal, es no guiarnos sólo por este método de evaluación como anticoncepción. Pero es interesante que podamos tomarlo como una herramienta más para el autoconocimiento.

Te recomiendo que realices tu diagrama lunar evaluando que duración tienen tus ciclos y en base a eso tener en cuenta que tu ovulación es aproximadamente 14 dias previos al primer día de sangrado.

También podés realizar mediciones de la temperatura vaginal e incluso mirarte con un especulo.

Asi que ya sabés observate, mirate y conocete! Eso es empoderamiento!

Dato: Las niñas pueden tener un flujo levemente aumentado unos meses antes de la menarca

-Imagenes tomadas de la web-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *